Optimiza el rendimiento de tu iPhone en dos pasos

Hoy en día, si eres el dueño de un smartphone de Apple puedes considerarte dichoso, puesto que ostentas uno de los dispositivos móviles más eficientes y bonitos de todo el mercado celular. No obstante, algunos factores, tales como el uso intensivo y el almacenamiento indiscriminado de archivos innecesarios, pueden hacer que esa maravilla de la tecnología comience a presentar algunas fallas en su rendimiento. Por esta razón, aquí te presentamos un truco que te sacará del apuro.

¿Cómo recuperar la velocidad de mi iPhone de manera sencilla?

Un truco infalible

Antes de develar uno de los consejos más útiles para todo usuario de Apple, necesitas saber que la causa principal que provoca la lentitud en el funcionamiento de cualquier versión del sistema iOS es la utilización de la memoria RAM. Es por eso que la forma más efectiva de recuperar la vitalidad propia de Apple es la de vaciar todo aquello que esté contenido en ese sitio de tu teléfono y que resulte innecesario. No obstante, esta alternativa suele ser la más engorrosa, por lo que aquí daremos a conocer un pequeño tip que te ahorrará mucho tiempo.

Mejora el rendimiento de tu equipo sin vaciar la memoria RAM.

Mejora el rendimiento de tu equipo sin vaciar la memoria RAM.

Si estás pensando que ejecutar un reinicio rápido o cerrar una por una todas tus aplicaciones abiertas es la solución, debemos advertirte de antemano que, por un lado, la primera opción demora mucho tiempo y consume parte de tu batería; mientras que, por otro lado, la segunda propuesta sólo logra que tu equipo necesite trabajar más cada vez que lo obligas a abrir una aplicación, puesto que debe hacerlo desde cero. Por ello, existe una tercera opción que toma los mejores aspectos de cada una de las anteriores.

Optimización en dos pasos

Para recuperar la vitalidad perdida de tu hermoso dispositivo de Apple, tan sólo tienes que suspender todas las aplicaciones que acostumbras a utilizar regularmente. Para concretar esta tarea, necesitas realizar dos pasos. Primero, tienes que mantener oprimido el botón de encendido hasta que aparezca en pantalla la barra de “Apagar equipo”. Posteriormente, debes asegurarte de mantener oprimido el botón Home hasta regresar al dashboard de aplicaciones.

La clave para la optimización está en el botón Home.

La clave para la optimización está en el botón Home.

Como puedes ver, este truco sencillo te permitirá ahorrar mucha memoria, ya que, si bien tus aplicaciones podrán verse en el panel de multitarea, las mismas aparecerán cerradas, lo que implicará también un gasto inteligente de tu batería. No obstante, es recomendable que no abuses de este truco, puesto que las apps deben ser iniciadas totalmente desde cero, haciendo que tu smartphone deba trabajar mucho más.