No carga la batería de mi móvil: Causas y soluciones

Un problema que hoy en día, suele ser recurrente en los dispositivos móviles es que no carga la batería. Parece ser un problema sencillo pero se debe a una o a varias causas, puede ser que la batería no se cargue al 100%, o tarda en cargarse, se sobrecalienta la batería, el celular o el cargador, y/o no se reconoce el cable USB, entre otras.

Antes de ponerse a buscar soluciones al problema, hay que examinar el equipo, realizar diferentes testeos/pruebas pertinentes sin dañar el equipo, ni la batería.

En el presente artículo señalaremos las causas y soluciones.

Antes de todo, observar que los conectores tanto del móvil como del cable, estén limpios sin ninguna partícula, ya que puede ser una de las causas por las cuales no hace buena conexión y no permite una correcta carga. Una vez que se encuentren en buen estado, descartando que sea éste el problema, corroborar si la batería realmente se agotó o no. Para ello, hay que dejar el equipo cargando un par de horas. Y luego, examinar el comportamiento.

Cable USB y adaptador (enchufe)

Si no cargo durante el tiempo transcurrido, chequear si el cable USB desde el cual conectamos el móvil a un transformador/cargador, funciona bien. Probar conectar el cable a otra fuente de alimentación, por ejemplo, a la computadora, o notebook, recordar que la cantidad de corriente que llega al móvil es menor que con el cargador propio del equipo, por lo que, hay que esperar aproximadamente 1 hora para que se cargue.

Si persiste el inconveniente, conectar y desconectar el cable correctamente, moverlo hasta ver si en algún momento se produce alguna carga, si esto ocurre, se está produciendo por una mala conexión, por lo que el problema radica en el cable o conector del mismo. Entonces, la solución es reemplazar el cable por uno nuevo. Las razón por la cual puede darse esta causa, es por el deterioro o mal trato del cable, que se guarde enroscado, se doble el conector o se haya roto algún punto de contacto del conector del cable.

Si aún la batería carga mal podemos intentar si el adaptador se encuentra en buen estado, se refiere a la parte que va directo a la corriente y que puede fallar por alguna subida de tensión o problemas de sobrecalentamiento, por cubrir el cargador durante la carga de la batería. Para ello, es conveniente enchufar en otra toma corriente y/o probar con otros móviles y nos asegurarnos que el inconveniente no sea del propio enchufe. Si funciona de dicha manera, entonces necesitaremos un adaptador/cargador nuevo (en el mercado se encuentan a un precio razonable).

Otra solución, si tenemos un equipo de batería extraíble, es recurrir a un cargador de batería externa. También podemos corroborar si el móvil presenta compatibilidad con una carga inalámbrica, desde el manual y/o página oficial en las secciones de características y/o especificaciones. Si todo lo anterior no resuelve el problema y ya tenemos el adaptador andando correctamente, el problema es con el equipo propio.

¿Qué hacer si la falla proviene de nuestro dispositivo móvil?

Primero, debemos pensar que el problema puede estar en el puerto de carga (conector del móvil), en la batería o en alguna falla en el circuito electrónico.

Hay que considerar en qué estado quedó el dispositivo antes de que presentar el problema con la batería. Si el móvil se apagó con menos del 5% de la batería, se necesitará cargar el dispositivo, enchufarlo y dejarlo aproximadamente 1 hora e intentar prenderlo. Si no se inicia hay un inconveniente interno del dispositivo, entonces hay que reemplazar la batería, pero ¿qué tipo de batería trae el dispositivo móvil?

Si la batería es incorporada, no queda opción que llevar a reparación. Para ello hay que saber ¿aún tiene garantía el equipo? Si la respuesta es afirmativa, hay que ponerse en contacto con el vendedor del local donde se lo compró o la marca fabricante para solucionar el problema. Si la garantía expiró, se puede mandar a reparar en el servicio técnico oficial, o en un local que se exclusivamente de reparaciones, o como último recurso, ver cómo se repara por nuestros propios medios, ya sea mediante conocidos, Internet.

Si la batería es extraíble, abrir la carcasa del equipo correctamente según cómo lo indica su manual y/o guía. Luego, inspeccionar el estado de la batería, si presenta manchas de sulfatada y/o hinchada, es conveniente desecharla (no se tira al a basura, sino que se debe llevar a algún centro de reciclado) y adquirir una nueva batería de reemplazo igual a la original (mismo modelo y con mismos valores de tensión y amperes de corriente), ya que si es diferente puede causar que se queme algún componente, dañando al equipo, cuestión que intentamos prevenir. Sin embargo, si vemos que la batería está aparentemente en buen estado puede que aun así no cargue, por lo cual, cabe examinar los conectores y circuito visual del equipo y asegurarnos que no haya ningún conector quemado, doblado, roto y que la batería haga contacto.

No olvidarse de chequear que la batería funcione bien desde otro móvil, ya que si su carga es efectiva, entonces podemos cargar la misma con un cargador inalámbrico. Y si no carga, comprar una nueva.  Cuando se concluye que la batería está correcta, cargada y/o nueva y cargada, y aun así el equipo no carga o no detecta bien a la batería, el origen del problema radica en los circuitos electrónicos del propio móvil. En ese caso, se lleva a reparación teniendo en cuenta la vigencia actual o no, de la garantía. 

Conclusión

Siempre, identificar el problema, ya que a veces la solución es más simple de lo que parece y más barata antes de llevarlo al servis o comprando un nuevo equipo.  Ante cualquier duda de cómo resolver el problema, se recomienda dirigirse al servicio técnico oficial con la garantía del móvil, pues poseen más herramientas y posibilidades de hacer revivir el dispositivo antes de que termine obsoleto bajo nuestras propias manos o ajenas. No hay que desesperarse. Todo tiene solución, ya sea a corto o a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *