Desconectarse del celular afecta la capacidad de razonar

Lo más habitual en el mundo, es ver a chicos y grandes constantemente presionando encima de las pantallas de sus celulares sin detenerse a pesar de estar caminando, sentados en un bar con amigos o en una reunión familiar. Si comparamos cómo era la vida antes del furor de los smartphones con la actualidad, nos daremos cuenta que la dependencia con los teléfonos es mayor y seguirá creciendo si no se toman el tiempo de meditarlo.

Cada vez dependemos más de los smartphones y es mejor reconocerlo antes de que los mismos nos generen una dependencia mucho mayor, es un consejo que quiero darles para que disfruten un poco más de la vida fuera de la pantalla. Esto lo digo no solo por observaciones que hago cuando salgo a la calle, sino que existen expertos que aseguran que las aplicaciones más adictivas, como las de mensajería instantánea, generan un gran desinterés por la vida offline.

Usuarios adictos a sus smartphones

Usuarios adictos a sus smartphones

Esta adicción a las conversaciones online, que si las realizamos mediante conectividad Wi-Fi nos permiten chatear durante horas sin gastar dinero, y el abuso en el tiempo de uso de los teléfonos han llegado a niveles muy altos, algo que puede generar la famosa Nomofobia de las que todos hablan. Todos experimentamos una gran ansiedad cuando pasamos mucho tiempo lejos del dispositivo.

Es más, según el sitio PuroMarketing, la adicción a los celulares puede llegar a nublar la capacidad de razonar de las personas, entorpeciendo su actividad diaria y la relación personal con amigos y familiares. En los casos más extremos, a medida que las horas pasan sin el celular, la temperatura corporal sube y los nervios acaban por dominar al individuo.

Vía: iProfesional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *