Softphone, un Móvil hecho de Algodón

No creo que podamos comentarles algo mas novedoso que la noticia acerca del móvil que mediante implante podemos manejar desde nuestro propio cuerpo. Sin embargo, haré el intento de demostrarles como los adelantos tecnológicos pueden llegar a límites insospechados y dejarnos boquiabiertos.

Días atrás, al comentar el lanzamiento del Smartphone Chute, hemos explicado el esfuerzo de los diseñadores e ingenieros por buscar materiales de fabricación mas baratos y ecológicos. Lo que les queremos comentar hoy es una novedad que se relaciona íntimamente con aquel aparato ya que ambos son muy originales y marcan una tendencia industrial en busca de nuevos rumbos. Ustedes se preguntaran: ¿de que se trata? Se lo ha nombrado “Softphone” y el material que predomina en su diseño es el algodón. ¿Qué? Si amigos, eso que usualmente utilizamos para curar alguna lastimadura en caso de algún accidente doméstico ya llego a los móviles.

soft_phone.jpg

Para ponerle un poco más de cientificidad a la cuestión tenemos que empezar explicando que el termino “softphone” se utiliza normalmente para enunciar a un software que hace una simulación de teléfono convencional por computadora.

Más específicamente, el móvil que nos ocupa posee discos con telas electrónicas de celulosa que son los que permiten que este nuevo dispositivo funcione normal y adecuadamente.

¿En que consiste?

El mecanismo empleado por la interfaz para que dialoguemos con el aparato es el siguiente: La deformación de la superficie cuando la apretamos mediante cualquier gesto táctil hace que el sistema interprete o detecte los datos y los registre.

En cuanto a algunas de sus aplicaciones, solo se sabe que mientras que la cámara de fotos, la antena, la batería y los demás componentes electrónicos están dentro de un clip especial también hecho de un sílice suave que es fácilmente manipulable, el teclado se despliega desde la estructura principal del aparato.

soft_phone2.jpg

A nuestro modesto entender, la característica principal de este tipo de dispositivos es su flexibilidad. Por eso, recomendamos a los usuarios que tienen una vida social y laboral muy agitada estas nuevas tecnologías porque la resistencia y la obediencia de estos móviles son los que lo diferencian de los teléfonos clásicos. Su adaptabilidad, como se puede ver en la fotografías ilustrativas sirve para que dejemos de maldecir cuando el teléfono nos incomoda, nos parece fastidioso su transporte, o el temor a olvidarlo tirado en algún sitio perturba nuestra cabeza.

Vemos que la mente humana no tiene techo. Así como las necesidades se multiplican, los esfuerzos por satisfacerlas no quedan rezagados. Un claro ejemplo de esto es la combinación de trabajos mancomunados que están realizando las Universidades y las empresas en el campo de la nanotecnología en los países del primer mundo.

La vida actual necesita de nuevos desafíos e ideas para ir construyendo el mundo posmoderno y desde acá intentamos aportar nuestro granito de arena informando sobre ellas. Esperamos que sea de interés y utilidad.

Vía: Movilae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *