Las compañías telefónicas argentinas recolectan baterías

Las baterías de los celulares son los componentes de los dispositivos electrónicos que más contaminan y, con el furor de los celulares en países como Argentina, estas partes de los teléfonos se convirtieron en un verdadero dolor de cabeza para los encargados de los desperdicios y, en un problema para el medio ambiente. Por suerte, las compañías telefónicas tienen sus propias políticas para desecharlas.

Las operadoras más populares en Argentina tienen una política específica con respecto a cómo manejar las baterías y cada una de ellas hace su aporte. En primer lugar tenemos a Movistar, que tiene diferentes buzones instalados en sus sucursales y edificios para que los clientes que quieran desechar sus baterías puedan hacerlo, aunque también podrán desecharlas los que compraron un móvil bajo otra operadora.

Baterías usadas

Los desechos de Movistar se llevan a un proveedor habilitado por autoridad ambiental, que los exporta a una firma europea que les da el tratamiento adecuado. En el caso de Personal, la empresa también recibe baterías obsoletas en sus locales y centros de atención de todo el país. Asimismo, en eventos importantes de la compañía como el Personal Fest o Personal Pop, los organizadores entregan un regalo sorpresa a cada persona que les entrega una batería.

Finalmente le toca el turno a Nextel, que posee el Plan de Gestión de Baterías, con el cual las pilas que devuelven los clientes son recolectadas en las distintas sucursales. Las mismas son almacenadas provisoriamente en un depósito donde se las revisan y someten a distintas pruebas técnicas.

Vía: La Nación