Las 5 aplicaciones para Android más costosas del mundo

Las personas con mucho dinero no solo compran ropa costosa, accesorios de oro para el cuerpo, automóviles deportivos de ensueño y vacacionan en los lugares más exóticos del mundo, donde la gente con poco dinero no pueden acceder, sino que, en la actualidad, los ricos también descargan las aplicaciones más caras del mundo y lo hacen solo para demostrarnos que pueden tenerlas. Debajo 5 apps para Android que son costosísimas.

pcMapper Db

pcMapper Db

La primera es la más útil de las 5 que recomendamos, ya que fue pensada para los amantes de la cartografía que necesitan programas especializados. Su nombre es pcMapper Db y sirve para editar mapas y cosas relacionadas. Lamentablemente su precio es de unos $149 dólares.

The Most Expensive play app

The Most Expensive play app

Si tienen $200 dólares en el bolsillo que les sobran, pueden descargar la aplicación The Most Expensive play app que solo tienen el objetivo de demostrarle al mundo lo ricos que somos. La app nos proporciona cuatro widgets diferentes y recursos para personalizar el Android y mostrar que somos mejores que todos.

Vuvuzela World Cup Horn

Vuvuzela World Cup Horn

Vuvuzela World Cup Horn es un programa que se quedó bastante en el tiempo, ya que nos remonta al Mundial 2010 donde las famosas cornetas hacían vibrar los estadios. Esta app posee diversos sonidos y el precio es de solo $200 dólares. Quizás nos la vendan en cuotas.

Got Cash

Got Cash

Es increíble que una app que cuesta $200 dólares no tenga ninguna utilidad, aunque lo exótico y costoso siempre llama la atención de los ricos. Esta en especial lleva el nombre de Got Cash y sirve, exclusivamente, para decirle al mundo que tienen demasiados billetes en el banco.

I’m Rich

I’m Rich

Finalmente le llega el turno al programa I’m Rich. Este en especial es solo para ricos o derrochadores, ya que cuesta $150 dólares y presenta en pantalla diferentes diamantes de colores al estilo widgets, que quienes los vean se darán cuenta que ustedes pertenecen a la alta sociedad.

Vía: Wayerless