Kill Switch: La herramienta contra robos de celulares

¿Qué harías si te dijéramos que de ahora en adelante ya no tendrás que preocuparte por el destino de tu teléfono y tus datos personales contenidos en él en caso de sufrir un robo? A partir de ahora esto es posible, pues la inclusión del “Kill Switch” en los nuevos smartphones por parte de las compañías fabricantes permitirá acabar de una vez por todas con este nefasto delito callejero. ¿Quieres saber más? Entérate de todo en la siguiente nota.

¿En qué consiste Kill Switch?

El mecanismo es muy sencillo: gracias a una ley aprobada este mes en el estado de California, Estados Unidos, los fabricantes de equipos móviles están obligados a incluir en el dispositivo una herramienta que permita bloquearlo de manera remota en caso de robo. Esto significa que si has sido víctima de hurto, puedes solicitar inmediatamente este servicio, que dejará a tu teléfono completamente inutilizable.

Con Kill Switch podrás dejar a tu teléfono completamente inutilizable en caso de robo.

Con Kill Switch podrás dejar a tu teléfono completamente inutilizable en caso de robo.

Frente a esta nueva medida, dos opiniones contrapuestas han salido a la luz. Por un lado, muchas empresas de móviles aseguran que “matar” un dispositivo de manera remota y permanente supone un gasto para la industria, ya que estos equipos suelen terminar en los famosos sitios de reventa, mayormente clandestinos, que se encargan de mantener los celulares en circulación. Si se retirasen completamente del mercado, obligarían a las grandes marcas a aumentar drásticamente su producción.

En relación con este argumento, los fabricantes han apelado a los derechos de tercera generación relacionados a la ecología planteando que más chatarra tecnológica sería una amenaza para el medio ambiente, pues el tiempo de biodegradación de los aparatos no sería suficiente para evitar la saturación.

Esta medida podría aumentar el volumen de chatarra tecnológica.

Esta medida podría aumentar el volumen de chatarra tecnológica.

Como si esto fuera poco, agregan una tercera situación en su defensa referida a los gastos que supondría “deshacer el conjuro”. Al tratarse de un servicio que puede ser activado cuando el usuario lo desee, es muy probable que esto se produzca en un contexto de extravío temporal, lo que supondría una montaña de quejas y reclamos cuando el teléfono fuera recuperado.

En la vereda de enfrente, por el contrario, los hombres de la Ley confirmaron que las nuevas estrategias antirrobo con las que cuentan los smartphones han ayudado a reducir notablemente este tipo de delitos. Así por ejemplo, desde que la empresa Apple introdujo su sistema de bloqueo remoto en su versión de iOS 7, los hurtos se redujeron un 32 por ciento. Bastará ver entonces quiénes se beneficiarán más con esta nueva medida.