Análisis del Samsung Galaxy S5

Con un diseño atractivo, un rendimiento eficiente y una resistencia óptima, el Galaxy S5 supo ser la antesala de los maravillosos Galaxy S6. No en vano algunos de sus hermosos modelos se encuentran casi agotados. Si estás pensando en convertirte en un nuevo usuario del S5, esto es lo más importante que tienes que saber antes de poner sobre la mesa tus 500 euros.

Samsung Galaxy S5: Apariencia y características

Diseño y pantalla

Su maravilloso hardware se encuentra recubierto por una sólida carcasa de aluminio que presenta una cualidad que lo hace único: su panel trasero está compuesto por una sucesión de pequeños puntos uniformes que le dan un aire mucho más lujoso. Si bien está disponible en negro, blanco, dorado y azul, es este último el más luminoso y atractivo.

El Galaxy S5 azul es el que más sobresale en belleza.

El Galaxy S5 azul es el que más sobresale en belleza.

El S5 presenta una pantalla Full HD de 5,1 pulgadas. Esto se traduce en una visualización perfectamente nítida, tanto en ambientes poco iluminados como bajo la radiante luz del sol. Con esta alta resolución, podrás disfrutar de colores fuertes, realistas y brillantes que no te generarán jaquecas.

Hardware y memoria

Con un procesador Qualcomm MSM8974AC Snapdragon 801 quad-core a 2.5 GHz, este equipo no puede ser menos que una maravilla. Si a eso le añadimos sus 2 GB de memoria RAM, sus 32 GB de almacenamiento intrno y la posibilidad de insertar una tarjeta micro SD de hasta 128 GB, obtenemos un teléfono altamente veloz y competitivo

Batería

La increíble novedad del Galaxy S5 es su innovación en materia de energía. Con el Modo Ultrahorro, la pantalla de tu smartphone cambiará de color a blanco y negro y el sistema desactivará las aplicaciones que no estés utilizando. Definitivamente, una manera muy inteligente de ganar más tiempo de batería en momentos críticos.

Cámara

Llegó el momento ahora de hablar de un aspecto que muchas veces es pasado por alto. Estamos hablando, ni más ni menos, que de las funciones de la cámara. En este campo, el S5 cuenta con una cámara trasera de 16 megapíxeles con tres particularidades: autoenfoque, HDR y enfoque selectivo.

Si combinas las funciones de autoenfoque y HDR alcanzarás unas fotos asombrosas.

Si combinas las funciones de autoenfoque y HDR alcanzarás unas fotos asombrosas.

Por un lado, el autoenfoque te garantiza la captura veloz de cualquier imagen en movimiento, para que no te pierdas los momentos únicos; por el otro, la función HDR te brinda la posibilidad de obtener fotografías perfectamente nítidas y luminosas bajo cualquier intensidad de luz; y, finalmente, el enfoque selectivo le da a tu Galaxy el aire profesional de las cámaras que permiten retratar con exactitud los primeros planos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *